SANTA CRUZ, CIUDAD PESADILLA

Al ver lo que sucede día tras día en Santa Cruz da, de hecho,  pesadillas.Para una persona pensante que trata de ser lo más responsable que se pueda y que se siente parte de su ciudad y de su entorno, observa, siente y tiene un mínimo porcentaje de cultura general, de raciocinio, de sentido común o incluso de conocimientos específicos Santa Cruz se va volviendo, poco a poco y día tras día, una pesadilla de nunca acabar. El ciudadano consciente en Santa Cruz se acuesta a la noche, con dolor de cabeza por el clima inestable, el calor sofocante y el sol quemante por las inmensas superficies de cemento sin árboles grandes por doquier, por el polvo sucio a raíz de la falta de vegetación suficientemente espesa y grande…y amece el día siguiente, mirando por una ventana para saludar a un árbol amigo – y éste ya no está.Así se queda uno sin respiración, las manos comienzan a temblar, de noche surgen pesadillas al ver cómo actúa el animal humano en Santa Cruz de la Sierra – con descaro, ignorancia supina,sangre fría, cinismo, bajeza, verdadera energía criminal y menosprecio por nuestro planeta y la amiga naturaleza y por su propia existencia.

No hay, al parecer, nada realmente humano en el trato que le da el „humano“ a su entorno en Santa Cruz, de hecho da pavor por las implicaciones y consecuencias. El humano en Santa Cruz, en Bolivia quizás en general, da pavor, ya que parece ser otra especie, otra raza, otra cosa, pero no un humano pensante y capaz de asumir su condición humana.

El trato para con el medio ambiente es reflejo del alma de la gente de una ciudad, de un pueblo, de su sensibilidad – existente o no -, de su potencial cultural. Aparentemente en Bolivia los problemas de toda índole radican aquí, en esta aparente y pavorosa ausencia  de sensibilidad, de humildad, de respeto, en la que nadie se siente parte de nada, no le gustea pensar a la gente, poner de su parte…y fomentar el bien, lo bello, lo bueno.   Resulta ser, de hecho, un horror, una pesadilla. A continuación se documentará – superficialmente – la magnitud del desastre. 
08-08-2010-orinarbol-colegio-kolping-achic.jpg
El „orinárbol“ del colegio al lado de la cancha de Kolping, casi en pleno centro. Ni el hotel de Kolping le parece interesar ni al hospital a pocos metros que este jebió ( clariso, amarillo ) jamás logra secarse por lo mucho que se lo orina – en pleno centro, a diario, constantemente, como „tradición“, „cultura“, „costumbre“ cruceña aparentemente.El olor es trascendental, la impresión de decadencia social también lo es, la tristeza que inspira verlo a este pobre árbol indefenso y noble orinado por seres insensibles y poco pensantes evoca una sensación de extrañeza ante el planeta que es también el de uno, pero sin ofrecer la sensación de ser hogar para los que sufrimos al ver esto.¿Cómo se cría esta ingente cantidad de niños que pasa todos los santos días por aquí, que pasa clases a centímetros del orín? ¿Qué respeto le tendrán a la naturaleza y a la Creación ante esto y en qué medida la indiferencia vivida tendrá un nefasto efecto multiplicador para la ciudadanía? ¿Cuándo morirá un amigo árbol más por la nefasta mano del humano?¿Para qué vivimos, si no es para más que para destruir a la naturaleza que con tanta bondad nos bendice a diario, quiénes somos y cuán repugnantes, si parimos en una ciudad „pujante“, pero menospreciamos con plena voluntad de seres pensantes a otros seres que incluso más beneficiosos y puros son que nosotros?

07-07-2010-tv-achic.jpg

humo-sobre-1er-anillo-por-cementerio-06-10-201-achic.JPG 

 No, no es un romántico anochecer en la isla de Capri en los años cincuenta … es la ciudad de Santa Cruz en octubre del 2010, achicharrándose bajo una densa capa de humo durante meses enteros y que a ratos se percibía a simple vista a apenas un metro del suelo. Luego de esto seguíría una ola de calor de semanas, meses, sin una gota de precipitaciones casi, con muchas enfermedades respitatorias, un calor sofocante y anormal que no dejaba dormir ni trabajar ( a no ser que a los que tenían cómo costearse el aire acondicionado que más efecto invernadero ocasiona en Bolivia)… mientras los refugiados ecológicos ya emprendían marcha a otros pueblos y ciudades fuera del Chaco donde ya se había acabado con las lluvias con talas, quemas, etc. en años y ahora aparentemente también se había „liberado“ a supuestos esclavos de también tierras expropiadas y dejando a más gente sin siquiera techo o trabajo y al Chaco boliviano más desprovisto de recursos ( humanos, profesionales, capaces, con la debida moral y fuerza de voluntad y organización para poder proteger también el medio ambiente y crear ingresos sostenibles, etc.). En Pando y en otras partes del país se tala alegremente – para que también allí el monte deje de producir lluvias y precipitaciones para el pais – en vez de reforestar a la carrera y de forestar el altiplano en vez de acabar con el Oriente, ocasionando un calentamiento más fatal aún para los glaciares de las tierras altas, con las nefastas consecuencias que esto traerá para la provisión de agua potable de ciudades como La Paz y El ALto.Y, para rematar: en Buenos Aires, Argentina, ya también se hacen sentir los efectos de la ignorancia ambiental y del desprecio por el terruño propio de los bolivianos que se va a cada paso y en todo lugar en Santa Cruz… loteadores en un parque en el Sur de Buenos Aires ( diciembre del 2010) , al igual que en Bolivia, con su respectivo potencial para ocasionar el caos total y traer pobreza, amoralidad y la consecuente criminalidad que no se hará esperar si los porteños no analizan bien a qué se están enfrentando con estos fenómenos de migración basados en la sobrepoblación del espacio boliviano por no administrar con conocimiento, buena fe y respeto su „recurso tierra“ y fomentar la quema y tala en vez de prohibirla rotundamente, evitando cualquier susceptibilidad al respecto de tierras en manos de privados a quienes de puede obligar a proteger el medio ambiente, cosa que resulta imposible con loteadores y personas que no conocen la zona, buscando solamente beneficios materiales sin tener suficentes recursos intelectuales, económicos y buena fe como para proteger en vez de destruir y priorizar al medio ambiente y no al bolsillo, siendo la triste verdad  que las políticas agropecuarias y ambientales, los medios, las autoridades tampoco lo tienen lo suficientemente claro y no existe la debida priorización absoluta del árbol como tal y del medio ambiente en general que se pierde en las intrincadas interpretaciones tecnicistas de leyes agropecuarias que terminan perdiendo de vista al mismisimo medio ambiente cuya protección debería ser su fin absoluto. 

 arbol-gigante-19032011achic.JPG

¡ Qué viva la santa cruz! ¡ Crucifijémonos sin sentido ni sentido común! Mientras tanto en Santa Cruz los ÁRBOLES llegaron a atrofiarse hasta ser más chicos que los basureros y / o los basureros más grandes que los ARBOLES ( si es que los hubiere a ambos, de hecho ). Ah, y además hay otra observación que hacer: sería indicado que se instruya a la población ( cursillos, palazos, multas, etc.) para aprender a utilizar los basureros, a las autoridades para aprender a vaciarlos y a todos en conjunto a plantar y respetar a los árboles ( si no a entenderlos y a amarlos, ya que esto requeriría obviamente de un nivel superior de „condición humana“ y resulta difícil pedirle peras al olmo partiendo de la nada, es decir tanto de la inexistencia del olmo como de alguna noción de lo que representa una pera …).

¿ Cómo no nos vamos a traumatizar, como „gente“ mínimamente, pensante ante esto?

¿Cuál será la perspectiva y percepción de las autoridades y de la población que no se percata de este obvio efecto perverso inverso intencionado? ¿No sería acaso adecuado – ante esta pesadilla- proceder a examenes psicológicos  ( test del árbol de Koch, de apreciación temática y / o del dibujo de la familia y otros ) para ver si el nivel intelectual de los „responsables“ corresponde a un individuo capaz y hábil que tiene la edad indicada para exponerse solito sin mamá y papá a la vía pública ( ni qué hablar de hacer estragos allí…).

Schreibe einen Kommentar

Kategorien