Martina Strieder

CIUDAD RESIDUALMENTE REPUGNANTE…

CIUDAD RESIDUAL REPUGNANTE 

Lo que no se aguanta es constantemente toparse con órganos sexuales masculinos en pleno Primer Anillo, gente orinando en las áreas verdes, expondiendo sus órganos sexuales, entre ventoleras subsaharianas que le acarician a uno la cara, impregnadas de orín humano, tras pasar por el lugar en el cual se acaba de orinar.Es un asco total y absoluto.Luego están las heces humanas, mientras tanto ya en el Primer Anillo.Luego que las autoridades “recogen” a los árboles, también mientras tanto ya en el Primer Anillo, en torno al Palacio de Justicia, de la Plaza del Estudiante, en torno de los predios de la Universidad Gabriel René Moreno y en los mismos terrenos de ésta, sí, “recogen” los árboles promedio, de estatura normal, edad promedio, que en todas partes del mundo más civilizado no son objeto de agresiones de ninguna índole…Pero aquí, en pleno Primer Anillo, impunemente se los tala y se los “recoge”, con pulcritud y prolijidad, dejando, empero, la basura por doquier. Hay un árbol- directamente frente a la nariz del Avión Pirata – al que se le “talló” un asiento en su raiz para quienes hicieron del “parque” su “negocio”, clavando carteles en los árboles del Primer Anillo para buscar algún tipo de clientela. Lo otro es la salvaje y repugnante “tradición” del habitante de Santa Cruz de escupir a viva voz por todos lados en Santa Cruz, día y noche, esparciendo virus de todo tipo por toda la ciudad. Se lava las manos, pero luego se estornuda en las mismas o se manosea todo, dejando huellas dactilares repugnantes por todos lados. Se lava las manos, pero luego se recibe dinero para, acto seguido, proceder a cortar frutas o cualquier comida, para manosear mesones, celulares  y de todo… ¿De qué sirve así haberse lavado las manos? Y en todas partes lo mismo – en supermercados en barrios de clase media o alta, en lugares improvisados y poco desarrollados alejados del centro. Es que es la misma gente, la misma falta de voluntad, la misma ignorancia, la misma falta de criterio. La misma falta de responsabilidad por parte de los educadores, las autoridades, los que tienen alguito más de estudios o incluso trabajan en el rubro y “deberían estar informados” ( por tener un sueldo, un escritorio, un aire acondicionado – para dedicarse a servir, precisamente ).

El obvio autismo ( que parece conjugarse con serios déficits de salud mental ) que lleva a quemar insistentemente todo lo que se pueda quemar. Si se parte de que aprox. El 60 % de la basura que genera la ciudad de Santa Cruz es orgánica y que además la población de perros callejeros depende directamente de la cantidad de ésta ( por ende también la incidencia de rabia y de zoonosis potencialmente o la población de otros animales como ratas que podrían sustituir a los perros ), no es difícil entender que un sistema de compostaje solucionaria el problema de raíz. Dejaría claro a la población que las ramas y hojas no son basura, sino que biomasa útil que almacena dióxido de carbono, cosa que evitaría el polvo, la sequía, el viento ( todo dependiente directamente del dióxido de carbono que, caso contrario, se iría al aire, al quemar o al talar, con las respectivas consecuencias – vientos, huracanes, sequía, enfermedades, etc.). La tierra negra obtenida luego serviría para abonar las plazas y de esta forma evitar su degradación y el polvo allí, entre otras cosas.

El sellado del suelo: se tala, se encementa… y el dióxido de carbono se va al aire, el calor trae vientos cada vez más fuertes, a medida que se va encementando y talando ( porque precisamente los árboles, las raices, ramas, hojas almacenarían el „gas del calor“ dióxido de carbono, uno de los principales culpables de los vientos, de la sequía, de la falta de lluvias, de las enfermedades que esto conlleva…).

 

Solución y propuesta para el Consejo y las autoridades competentes:          Crear una unidad de gendarmes ambientales ( previa capacitación por parte de extranjeros con comprobada experiencia en temáticas de ecología tropical, paisajismo y planificación urbana )           Imponer sistemáticamente multas  por escupir y orinar, dañar árboles, etc. ( pasar una nota en la via pública al infractor pescado ese rato, documentar con fotos y copia de su carnet, etc. )          Enviar a los gendarmes sistemáticamente a siempre los mismos lugares, empezando por las zonas céntricas y concurridas ( Barrio Lindo, Avión Pirata, centro, Av. Monseñor, Av. San Martín, Arenal, etc.)

          Espacios de compostaje en los parques cerrados para toda la basura orgánica obtenida de árboles  plantas ( hojas, ramas ) y recojo de solamente esta basura un día específico de la semana y su depósito ( bajo control de gendarmes ) en espacios destinados a ello en todos los parques cerrados de la ciudad ( compostaje de residuos de la cocina en otro lugar, para no atraer ratas, etc. y su recojo durante otro día de la semana, para sistematizar ), depósito de los restos de comida otro día y depósito en lugares específicos y otro dia de recojo para la basura “normal” aparte

– Crear normativa que prohiba el sellado del suelo con cemento en lugares no absolutamente necesarios. El dióxido de carbono se almacena en árboles, tierra, suelo … al talar árboles y encementar el suelo, éste no podrá almacenar CO2, el calor traera sequía, viento, polvo, enfermedades… Al permitir que las hojas, ramas, los restos de árboles y plantas se vuelvan tierra negra, junto con la tierra desaparece el polvo, el calor, la sequía, la inundación, la enfermedad en el mismo suelo que almacenará el CO2 proveniente de restos de plantas que por ahora se suelen quemar de forma poco inteligente. La normativa necesaria debería contemplar varios aspectos: prohbición total de tala y de quema, obligación de hacer compostaje ( producción de tierra negra / humus ), prohibición de colocar baldosas y cemento a los terrenos en zonas residenciales y restricción muy severa también para zonas industriales y otras, obligación de no encementar parqueos y de utilizar más bien piedra bloque en todos los espacios en los que se pueda y obligación de plantar árboles nativos grandes en todos los espacios disponibles – rotondas, parqueos, veredas, parques, plazas, franjas verdes, patios, etc.

– Campaña sistemática y coordinada con los medios, los proteccionistas, el Seduca, la Iglesia, etc ( carteles en los parques con indicación de sitios web con información breve, coherente y tajante, spots televisivos y radias todo el año, charlas obligatorias una vez al mes en cada canal de TV, por ejemplo, colgar folletos en lugares concurridos como mercados, supermercados, colegios, etc.)

LA PERRERA MUNICIPAL – O ¿CÓMO HACERLO?

„Auschwitz empieza dondequiera que alguien mira un matadero y piensa: son sólo animales.” Theodor  Adorno

 Me animé a ir a la perrera municipal hoy día ( 17 / 08 / 2011 ) y me encontré con parientes peludos, algunos con algo de sarna, pero muchos con una gran sonrisa en la cara. Esta vez no los van a matar, cedieron, por las apariencias, por no sé qué, pero cedieron y esta situación de muros literalmente caídos abrió el camino para ir a mirar sin sufrir y luego tener que lidiar con la conciencia propia en vez de dedicarse a „cosas más importantes“ y a lo meramente material y lo que se admira en la vida.

Se ganó una batalla, pero no la guerra.

¿Cómo seguir ahora?

A continuación una enumeración de ideas y observaciones para hacer las cosas bien de ahora en adelante, todo sujeto a mejora, obviamente.

1: Como los dan en adopción, exigir que el perro adoptado de ahora en adelante se reporte una vez al año a su respectiva protectora y que informe sobre cualquier cambio de domicilio, estado civil, qué se yo del perro. Entregarlos tras fotografiarlos con su nuevo propietario y archivar las fotos en un archivo central o uno por protectora ( zonificando, por ejemplo ).  En caso de haber omitido alguno de estos actos, pedirle por teléfono al nuevo propietario que proporcione o haga lo que aquí se propone.

2: Exigir que el perro lleve de ahora en adelante un collar con nombre, apellido, profesión, teléfono y etc. para que no vuelva a ser víctima de ninguna captura por parte de algún potencial depredador ( humano, etc.) ni perderse.

3- Coordinar entre protectoras a qué específicamente se dedicarán ( cada una de ellas ) y plasmarlo en un documento junto con su visión, misión y objetivos.

4- Definir una estrategia y una meta principal y metas secundarias y plasmarlo en un documento para publicarlo ( internet, etc.).

5- Elaborar un documento con fotos, direcciones, videos, etc. de todo lo sucedido como documentación de respaldo.

6-  Metas principales y temáticas que las expliquen: el no justificar  cualquier matanza y eutanasia, en base a principios psicológicos / salud mental y maltrato ( consecuencias traumáticas para la sociedad, ver estrés postraumático del 11/11, Afganistán, Kigali y los trastornos psicológicos en la sociedad a raíz de ello – como potencial consecuencia violencia intrafamiliar, delitos, asesinatos, trastornos de personalidad, suicidios, depresiones, etc., etc.), principios teológicos y morales ( el hecho de que los principios no sean relativos y valgan o no valgan, y por algo ), el parentesco emocional y físico del mamífero perro y el mamífero homo sapiens, sociedad, desarrollo y respeto inclaudicable al ser vivo y las respectivas implicaciones sociológicas, legales, de salud, etc., principios católicos / cristianos en el progreso de una civilización, la integridad moral o ética y los valores ( ¿porqué?)…

7- ¿Cómo llegar? Transformar a la perrera en un lazareto que recoge solamente perros sin propietario, seriamente heridos, etc, para registrarlos, atenderlos y entregarlos a su dueño, en adopción o jubilarlos en un albergue de las protectoras. Transformar a la perrera en una institución que atienda a perros con algún problema que no tengan dueño o no tengan veterinario en su zona, etc. Además podria dedicarse a hacer censos, registrar datos ( perros con dueños, veterinarios por zona que esterilicen por delegación a los perros de diferentes zonas, registros de vacunas en copia de éstos mismos, etc., etc. Podrían dedicarse a hacer supervisión, multar actos delictivos contra animales de cualquier tipo, supervisar y registrar sistemáticamente a los vendedores de aniamales de los mercados, de la 3 Pasos, etc. para finalmente lograr controlar y eliminar los vendedores callejeros, los criadores irresonsables y sin condiciones ….

Sigue ( fecha de actualización: 27 / 08 / 2011 ).

MATANZA INSTITUCIONALIZADA DE PERROS – prioridades y principios, responsables y culpables

En la mismísima Universidad Católica Boliviana se hacinaban perros, aparentemente comprados a la perrera, en un galponcito a la vista de la universidad. Según los vecinos estos perros lloraban sin parar de dia y de noche ( „ni comida les deben haber dado“) y luego „los apaleaban ahí mismo“ y los llevaban hacia la universidad en carretillas. Según los habitantes de la zona, „varias veces por semana traían perros“. En otras universidades también se hacian prácticas con perros „sustraidos“ de la calle, supuestamente en el zoológico se alimentan los animales con caballos y perros que se traen de la vía pública en Santa Cruz de la Sierra. Parece un buen consejo no entrar a la Universidad Católica ni a otras, sospechosas, que no defienden ni viven sus principios – y no acercarse al zoológico mientras no se garantice que allí no habrá clandestinas carnicerías que enorgullecerían a algunos grupos poblacionales africanos ahi por los alrededores de Ruanda y del  Congo. Esto todo es barbarie. Es barbarie que ninguna persona con educación y / o estudios puede tolerar y soportar. No se puede confiar en un médico que hizo apalear o matar perros por un mero capricho ni en con Colegio Médico que acepta un juramento hipocrático por parte de una persona que actúa de tal forma – sin luego suspenderlo y anularle su título en provisión nacional. En última instancia las instituciones católicas deberían velar por el cierre de la Universidad Católica – si quieren ser defensores de principios que deben ser los pilares de cualquier sistema educativo. 

El SEDES deberia investigar – puesto que nadie puede ni debe tener derecho a sacrificar animales por capricho ni para hacer experimentos de ninguna índole -, el SEDUCA deberia ejercer la debida presión para llegar a cerrar la universidad – y cómo esto resulta útópico en un medio inundado de por sí por la barbarie – por lo menos debería exigir la suspensión de los docentes, el despido del director de la mencionada universidad. Es imposible que un médico efectué un juramento hipocrático y asesine, sin razón ni sentido ni ninguna fundamentación moral. Puesto que los principios son universales y no son relativos, jamás.

Que el cardenal Terrazas supuestamente haya dicho en la homília que hay que dedicarse a los humanos, que serían lo que sufren, no a los animales ( estaré buscando la cita literal ) es indicio de poco criterio, de poca inteligencia, chocante para quienes defendemos a su Iglesia y creemos en su potencial y nos identificamos con ella. Es pobreza de espíritu no defender a los más humildes, nobles, dignos e ingenuos, los animales, es falta de humildad ante la Creación e indigna. Indigna de verdad, cae mal y choca. La humildad, el respeto, el catolicismo vivido en el día a día … ¿ no significa acaso ser humilde, no engreído, no creído, no prejuzgar, no menospreciar, defender a la creación – que tampoco es relativa y es una sola? Sería imprescindible que el Vaticano emita su criterio al respecto – y no cabe duda de que será otro que el del cardenal.

 Se deben investigar  y sancionar  los responsables  – por parte de la Iglesia, del Seduca, de la Fiscalía. No deber ejercer como médico quien mata o incentiva la tortura o el asesinato, no puede ser católica una universidad que permite esto y no se quita luego el adjetivo „católica“ del nombre ( en caso de que la integridad no le valga mucho ), sustituya por lo menos al director y a los docentes que sabían o „debieron haber sabido“. A los estudiantes, se los debería investigar uno por uno. ¿Acaso en otros lugares del planeta puede dar exámen en la carrera de Derecho un estudiante con problemas penales serios? El Colegio Médico, ¿qué institución es, si tolera en sus filas a asesinos y torturadores? ¿ Qué ejemplo dan todos si lo toleran y no  sancionan y no llaman a los hechos por su nombre, sacando conclusiones? ¿El Seduca?

El DEBER de hoy día, 11 de agosto del 2011, escribe que „no habrá más prácticas con animales vivos“. Bien, ¿pero quién garantiza que – hecha la ley, hecha la trampa-  no se los matará primero, otra vez a palazos, cargándolos en carretillas para luego llevarlos a la universidad, tras capturarlos en la calle o comprarlos en la perrera? Hagan pues sus prácticas con gente muerta – compren cadáveres, que mucha gente podría ganarse un par de pesitos asi, vendiendo o prestando al pariente muerto. ¿ Qué falta de piedad? No en absoluto. A mucha gente no le molestaría que le corten „una libra de carne“ tras haber fallecido – por la dignidad del ser humano que, caso contrario, volvería día tras día a la barbarie, asesinando para „hacer prácticas con animales muertos“ o quién sabe qué.

Cabe también investigar a las otras universidades. Y actuar de forma coherente y de la misma forma. ¿Quiere progreso esta ciudad, este país? Entonces hay que enseñar que los principios no son relativos, que la ley del mínimo esfuerzo no lleva ni a tener calidad de vida ni al progreso. En el exterior hay universidades que trabajan sin matar o instrumentalizar a animales que por indefensos no son tomados en cuenta en el mundo de los principios. Hay que superarse como persona, aspirar a metas intelectuales y metas que se encuentren más allá de las meramente terrenales y materiales. La excepción, empero, es cuando se trata de perros. Luego serán los niños, luego las mujeres, las otras razas, los pobres o los ricos…. LOS PRINCIPIOS NO SON RELATIVOS. Mientras no lo aprendamos, en Santa Cruz habrá muerte, droga, asesinato, robos y mentiras por doquier, violaciones, la destrucción total del medio ambiente y el caos irracional, repugante y asqueroso que vivimos a diario. Porque el humano quiere vivir en base a la ley del mínimo esfuerzo, de lo fácil, justificando y sin utilizar el cerebro, desagradecido y menospreciando la creación y su misma existencia.

El Colegio de Veterinarios, callado. El Arzobispado, callado.

Bartolomé Puma, director del Seduca, opinó. Oscar Vargas del Consejo también. ¡Qué momento estrella para Santa Cruz!

Con esto empezó, imperceptiblemente, la caída de un muro, la reacción de la gente enfurecida frente a la Universidad Católica fue más que una luz de esperanza por el porvenir de Santa Cruz. Porque las cosas no son relativas, el bien común es de todos, el común denominador de la moral es para y de todos.

Puma dijo, sin peros, que eso no, „con nuestros animalitos“, que se investigaría. Sin peros, sin „que la gente“. No queda otra que recibir este sano criterio, espontáneo, refrescante con gran alegría y agradecimiento.

Vargas dijo que „a lo mejor habría muchos otros problemas“ en Santa Cruz, pero no dijo „más importantes“. También esto fue alimento para un alma hambrienta y sedienta en años luz recorridos en un desierto sin moral ni ética como lo es Santa Cruz. Y es qeu no hay nada más importante que la creación, los principios y la integridad al respecto, no lo hay. Si se lo supiese, el „problema“ del Tipnis se volvería desarrollo para el país y significaría felicidad y un sentimiento patriótico para todos los que vivimos en esta tierra.

El texto de DEBER de hoy día indica que se los tratará mejor a los perros de ahora en adelante… pero se los seguira matando. Urge una postura clara al respecto de los principios – universales y no relativos -, puesto que ya se llegó otra vez a la trampa hecha con la ley. Se los tratará mejor un rato, luego quedará todo en el olvido. Y el pueblo no habrá aprendido nada. El umbral del comportamiento seguría donde está, se seguíra menospreciando a otros individuos, violando, ultrajando, instrumentalizando. Una sociedad que no entienda esto, no es madura, no tendrá paz ni lejanamente. Se debe solucionar los problemas ocasionados por el hombre, no matar a los perros que no son más que síntomas visibles en la calle asesinados por un entorno bruto, sin conocimiento técnico ciéntífico ni voluntad de regirse por un progreso moral y técnico de verdad. No se mata, se soluciona. Es fácil matar y empecinarse en caprichos ignorantes y mediocres ( que dan asco, horror, pavor, por cierto ) – pero solucionaría muchos problemas de la sociedad el enfocar la verdad, la solución ( en vez de eternizar problemas) , ya que el problema radica en la ausencia de principios, de coherencia, de coordinación, de conocimiento técnico.

Y al respecto de ello veamos que pasa en la Universidad Gabriel René Moreno. ¿No es alli dónde está la perrera, donde se mata, en plena alma mater, en el templo del saber y del progreso? ¿ Y no es allí donde nadie sabe – de hecho – del contexto científico de lo que se está haciendo? En la Católica se asesina y se instrumentaliza, en la Gabriel se mata contra toda evidencia científica.

¿Conclusiones? No se sacan. Los que creemos en la Iglesia y en la Ilustración, ¿lo seguimos tolerando? ¿Qué respeto tenerle a una universidad que no busca solucionar con integridad, base científica, dignidad y respeto por su institución misma?

¿Cómo confiar en un solo médico del medio – a sabiendas de que salieron de una institución educativa católica que no respeta los principios católicos y los transgrede activamente sin censura alguna y de otra que se hace llamar institución científica, pero no es capaz de transversalizar e integrar las ciencias, respetando lo universalmente aceptado y sabido, rigíendose por lo acientífico, por la ausencia de principios y por la barbarie pura?

Con algo de capacidad de abstracción: no se trata solamente de „un par de perros“.

Qui tacet, consentire videtur.

¿QUE HARIA FRANCISCO DE ASIS..?

¿Qué haría Francisco…? 

Sobre universidades „católicas“, perreras y otros desconciertos

Pasaron siglos y seguimos en las mismas- si no quemando mujeres pelirrojas „por brujas“, entonces por lo menos instrumentali-zando a los más débiles, los más humildes,a  los que se supone más ama nuestro Señor, el de los católicos, de los creyentes cristianos,el de la Biblia que es símbolo del desarrollo de la cultura europea y del desarrollo humano vinculado a la Iglesia de Roma, dondequiera que hubiese podido influir en la mente humana.

Bien, en Bolivia se sabe que – a modo de analogía que denota, obvio queda, el indice de salud mental de tal o cual población – es usual instrumentalizar, a la gente , a las mujeres ( „machismo“), a los niños ( abuso narcistico ), al extranjero ( „es opa y tiene plata“) y a quién sabe más, al aparentemente más débil en todo caso seguro. Y esto es precisamente lo opuesto a lo que postula la Ley de Dios, la de los cristianos, de los católicos. Y de esa ley que hizo fuerte y coherente a Europa, con su desarrollo humano, su sistema basaado durante siglos y milenos en un enfoque cristiano.

Es sabido – y tolerado – que en Bolivia se tortura, y la tortura está ligada a principios  – o precisamente a la ausencia de éstos o su transgresión. Llega a ser lo mismo el que se torture a un mamífero con cuatro patas o con dos o a uno con una sola pierna o a uno con ocho patas, nueve, once o diez  – se trata del principio. Y ésta es, de hecho, una base de la convivencia humana que se plasma en los postulados de la Iglesia tanto como en los principios sobre los cuales suelen descansar las buenas cartas magnas y la legislación de los Estados, en mayor o menor grado obviamente y siempre con la esperanza de que mejoren y se vayan puliendo para llegar a una mejor convivencia y a un mundo mejor, acercándose a un ideal y aferrándose a principos, enseñándolos  y viviéndolos. El hecho de permitir lo relativo en una sociedad, la ley del mínimo esfuerzo en el actuar y pensar de la gente, las justificaciones por comodidad, le abre la puerta al diablo, al mal, a la decadencia, puesto que tiende a surgir un desarrollo hacia el abismo por terminarse anulando los principios al relativarlos sistemáticamente. Las consecuencias repercuten en la sociedad: a diario convivimos con robos, asesinatos, droga, en Bolivia, se destruye el medio ambiente porque se tala y se quema por doquier y aparentemente nadie defiende con fervor y convicción los principios universales del bien, de la naturaleza con esa inteligencia que le es inherente a la ciencia en la que está basada – que viene a ser lo mismo que la ley de Dios.

Se encontraron perros asesinados en algún contenedor en el mercado Mutualista o el Abasto… La – débil – reacción – patológica y sintomática- fue que „seguramente alguien hizo alguna práctica veterinaria o médica“. Surgió una leve duda acerca de si, de repente, alguien podria haber estado vendiendo carne de perro en el mismo mercado, Defensa al Consumidor aseguró al aire que no, aseveró que además „no pueden controlar todo en la ciudad “ ( para mayor calma de la población, supuestamente ) y ahí quedó el tema.  La falta de principios vuelve vulnerable a una sociedad – y la destruye. Lo bueno es que nadie se da cuenta – por haber ya perdido el rumbo y por la degeneración reinante a estas alturas.

( Se debió investigar a fondo, imponer multas, ubicar al responsable, averiguar qué pasa –  ya que las prácticas con animales deberían estar prohibidas por razones de índole sanitaria, moral, etc. para cualquier persona civil  y en general, la existencia de carne de perro y la simple sospecha de „algo así“ cerca de o  en un mercado deberían llevar a una investigación larga y seria por parte de diversas autoridades, etc. )

Europa surgió con sus creencias y convicciones religiosas, la fe en el bien, en el desarrrollo humano y el respeto por otros seres vivos y la creación. Luego la Ilustración trajo la ciencia y el enfoque científico, una visión del mundo cartesiana y analítica a la también la Iglesia católica busca atenerse y que va de la mano con el humanismo y sus enseñanzas.

En Bolivia corre la voz de que los leones de zoológico se alimentan de caballos y perros atrapados en la calle, que las universidades incentivan el maltrato y la tortura de animales „por razones científicas“ por el simple placer que ofrece la ley del mínimo esfuerzo, el no esforzarse por atenerse a la evidencia científica y a los principios del bien, universales y válidos para todos, cosa entendible sin mayores explicaciones para cualquier persona con un mínimo porcentaje de capacidad de abstracción.

Matar es matar, torturar es torturar, hacer el mal es hacer el mal – esto no se relativa, los principios no permiten lo relativo. La vida es imperfecta, pero los principios están para luchar por ellos, no para buscar permanentemente las trampas de una ley que no es siquiera de los hombres y es la única basada en la inteligencia que solamente la naturaleza – o llamémoslo Dios – puede tener.

Los principios son universales, al transgredirse, se desmorona el fundamento de una sociedad. Al no verbalizar los hechos y sus consecuencias, la sociedad se desintegra.

En Santa Cruz ya ni se lo percibe, ya que la ciencia ha abandonado sus entrañas hace mucho tiempo y los principios ya son cosa de su, bastante corto y no siempre glorioso, pasado y algo más bien sujeto a menosprecio y visto como inútil y opuesto al desarrollo.

Quien escribe estas líneas ha estado durante meses documentando la situación del medio ambiente en Santa Cruz ( entre otras cosas ) y salta a la vista de cualquiera la ausencia de principios llevados a la realidad: basura, justificaciones para y por todo, tala de árboles con justificaciones irreverentes para cualquier cerebro pensante, fulano y mengano orinando en todas partes y sellado del suelo que da pavor – nadie piensa en las consecuencias ecológicas, el costo económico, la salud de humanos y animales y la ciencia – comprobable – que subyace a este contexto. Y es que los principios – los de la ley del hombre, de la Iglesia, la lex naturalis – tienen un sentido, no son mera filosofia.

Y están los perros. Los más humildes en la viña del Señor, los que casi siempre se pasan por alto, los que son por lo menos tan humildes como los niños que Jesucristo llamó para que se acercaran a él. Somos depredadores, pero ..¿en qué monstruos nos convertimos, si tanta cultura y civilización había ya entre humanos, si realmente no haría falta reinventar ni los principios ni la pólvora?

Pues bien, la autora estuvo documentando la situación durante meses, conversó con personal de Muyurina, con el exdirector de la Católica en Santa Cruz, pasó con las mismas inquietudes por la EMI y documentó la deplorable, indigna situación de Santa Cruz en lo referente al medio ambiente y al respeto por la creación en general – que es pilar fundamental del desarrollo de un pueblo, ya que sin principios no hay bien común, sin res pública no hay Estado, sin sostenibilidad no hay desarrollo ni vida humana digna ni calidad de vida.

La verdad científica no es difícil de percibir y de encontrar, pero a Santa Cruz no llegó. Porque no se persigue principios, no se busca la superación verdadera.

La realidad es la siguiente:

No se entera de nada la población porque las autoridades no saben ni tienen la debida intuición ni aspiran a regirse por principios que resultaron útiles durante siglos y milenos en otros lugares del planeta.

Por ejemplo el SEDES vacuna perros al azar, con vacunas que vencen al ser expuestas al sol o al desongelarse y que deberían ser manipuladas solamente por una sola persona – por un profesional inscrito en el Colegio de Veterinarios que garantice y controle la calidad de su atención y de los medicamentos proporcionados y su orígen. Al vacunar sin sistema, sin control profesional total y compulsivamente por aquí y por allá, solamente se logra dilapidar dinero y quitarles el pan de cada día de la boca a los veterinarios llamados a dedidarse a precisamente a lo que otros hacen – mal y sin justificación real alguna, de forma contraproducente.

No habría perros con rabia si la población supiese que hay que vacunar al perro y al gato, que no se vacuna solamente contra la rabia y que el mejor control es el que ejerce el propietario en su zona con su veternario „de cabecera“, sin confiar en vacunas gratis en alguna que otra ocasión y compulsivamente, pero sin sistema ni manejo serio.

La perrera: la evidencia científica arroja que la población canina en cada zona tiende a ser estable. Si la perrera mata y aleja a perros de su „zona“, la carga animal se repone hasta volver a llegar al equilibrio. Cuando más se mata, más rotan los perros – y los nuevos incrementan el indice de zoonosis y de rabia. Conclusión: la perrera y el SEDES incrementan el índice de zoonosis y de rabia con su actuar poco coordinado y no basado en evidencia científica.

Si los perros se eliminan de una zona, en otra la situación sigue igual. Por ende de nada sigue vacunar al azar y matar cruelmente y contra principios universales, embruteciendo a la población hasta llegar  a un nivel preincaico – trogloditico de retroceso cultural. Y hay otro dato sorprendente: la perrera podría matar a todos los perros de la ciudad, a los de Montero, de Warnes y de El Alto… de nada serviría, ya que la población se volvería más ignorante, bruta, insensible, los principios se anularían más aún y la educación sería más farsa que educación como tal… y, para colmo, la naturaleza posee un sistema que la lleva a reponer la cantidad de perros asesinados ( „eliminados para que no sufran“)  y si se eliminan a estos perros, aparecen otros que toman su lugar  – para volver a restablecer el equilibrio. Por ejemplo la rata. ¿ Y alguien vacuna a las ratas contra enfermedades zoonóticas o contra la rabia? ¿ A los gatos? Con menos sistema aún, es obvio, de lo que se hace hasta la fecha. Y ni hablemos de la resistencia de la rata contra el veneno para asesinar ratas que se vuelve nada más que un – por cierto peligroso – producto de un marketing basado en ignorancia y el menosprecio por la vida, la ciencia, la información, el progreso ….

El orígen del problema que se eterniza en vez de aprovecharlo a favor del desarrollo social, de la salud de los seres vivos y de una convivencia con principios es… nada más que el mismo humano, bruto e ignorante, estancado en su pobre condición de idiota masoquista, depredador  perverso.

Puesto que por desgracia no es sabido que la carga animal por zona depende de cuántas camas y de cuántos platos de comida ofrezca el alojamiento de los respectivos perros que pululan por la ciudad – y si hay cama y comida para 100, cien habrá de forma estable. Si se „eliminan“ 20, aparecen 20 nuevos – con nuevas zoonosis y de una mayor probabilidad de traer rabia a la zona. Si no hay perros para reponer el equilibrio, aparecen las ratas u otro animal.

¿La solución, del punto de vista moral, técnico, científico, etc.?

Es jalar de las orejas al humano – quien es es quien pone techo y comida a los animales de la calle.

Es simple: al eliminarse la basura de la calle los perros no tienen comida y su nicho ya no les sirve y se desaparecen solitos. Si la perra no come, no pare, lo mismo la rata. Si no hay comida, no hay perros ni ratas.

Si se castra y se esteriliza a los perros que salen a la calle ( mejor: se les consigue hogar y que no salgan ), lo atiende un veterinario registrado debidamente que controla su salud y vacunación sistemáticamente, no hay más´crías, se reduce el riesgo de zoonosis y rabia al mínimo … y la población deja de rotar, ocasionando más rabia y zoonosis. Y los perros se mueren de viejos, como Dios manda, sin parir salvajemente como los humanos que están asfixiando al planeta.

Si mal no recuerdo es esto lo que se hace en Rosario, Argentina, en Grecia, lo que exige además la OMS.

Las autoridades tienen cómo hacerlo, cómo educar a la población, cómo coordinar con protectoras y Colegio de Veterinarios y con los veterinarios de los barrios.

Si por ejemplo CRE o Saguapac pusieran solamente un peso por factura cobrada, este dinero se le podría cancelar a los veterinarios de los barrios por llevar un registro de perros de su zona ( con colaboración de las protectoras ), se podría alimentar en lugares específicos a los perros de la calle y marcarlos de alguna forma para llevar un control y dar en adopción a los que sean adoptables, castrar, esterilizar- proporcionando ingresos a los veterinarios de los barrios, vida y respeto a los animales, progreso y educación al pueblo, pero obviamente habria que solucionar el problema también de los pseudocriadores clandestinos, restringir radicalmente la cria de perros en la ciudad y exigir el registro de todo perro en su centro veterinario de la zona, por ejemplo con carnet con foto, etc. para evitar la sobrepoblación.

Hay formas de actuar, pero exigen nada más ni nada menos que se acepte el progreso como forma de vida.

Pero vaya que es una luz al final de un tunel largo y negro ver cómo se levanta la población contra la perrera y contra las perversidades bajo el manto del juramento hipocrático esta semana de agosto del 2011 bajo los brazos del Cristo Redentor de esta Santa Cruz tan dañada y azotada por el mal…

PLANETA SIN GENTE

cementeriotrenes2010achic.JPG SIN GENTE EL TREN NO HACE SIQUIERA DAÑO. AAAAAAAHHH!

cementeriotrenes20102011achic.JPG MUERTE EN PAAAAAZ.

rbolitos20102011achic.JPG NADIE MOLESTA.

sal-20102011achic.JPG ESCUCHA: „SAL!“

salbrilla20102011achic.JPG EL BRILLO DE LA VIDA.

gata-2011achic.JPG MAGNIFICA ORIGINARIA.

sucre-20101011achic.JPG DIOS Y CIELO, SIN INFIELES.

jocosofeliz2011achic.JPG SONRISA SINCERA A LA VIDA; CRIATURA DE DIOS.

cielascruces29012010achic.JPG FELIX, AUSTRIA, NUBE

cielolascruc29012010achic.JPG ¿Bella gerant alii???

cielolcruces29012010achic.JPG globus vi boliviana displodens…

A COMENZAR CON… PALABRAS INTRODUCTORIAS

INTRODUCCIÓN 

El objetivo de este sitio es básicamente comunicar información, puesto que parece cosa de locos intentar actuar de otra forma, ya que la ciudadanía y las autoridades no parecen querer colaborar, al contrario.

Es buscar nada más que sufrir, al parecer, cuando se intenta cambiar algo para bien 

Por ejemplo al plantar un árbol en una plaza  – los vecinos se rebelan, que no quieren que les toquen su plaza porque allí estacionan, comen, orinan y botan su basura, otros lo arrancan por la inusual “educación” que se les proporcionó en sus hogares o colegios, un tercero le orina y un cuarto lo roba para tratar de “hacer negocio” en la “pujante ciudad de Santa Cruz. Y los “funcionarios públicos” o algún vecino compulsivo ( de los que no faltan ) – cuando y si llegado a adulto el árbol – lo maltrata y desfigura, al no tener ni la más mínima idea de que los árboles no se “podan” a machetazos, es más: de que por lo general no se podan cuando no es absolutamente imprescindible y  de que mucho menos se poda a un arbusto “para que parezca árbol”. 

Lo, quizás, peor: cuando un humanoide orinó en una vereda o en una plaza o defecó allí, luego el vecino de turno le echa la culpa al otro vecino de turno, al dueño de la vereda orinada sin conocimiento suyo obviamente, y, a ratos, hay no pocos casos en los  cuales algún vecino ignorante procede a echarle cloro u otros químicos a la vereda orinada ( que ni es la suya), „por el olor“, matando así la vegetación de veredas que aún tienen árboles, por ejemplo. Ni qué hablar del estrés para el „dueño de la vereda“ y  „dueño del árbol“ – si éste fuese una persona responsable, con algo de cultura y que cuida su vereda y su árbol -, ya que primero orinan y defecan en la puerta de su casa, luego aparecen los vecinos a sacarlo de la cama a las seis de la mañana, a hora de la siesta o a las doce de la noche para echarle en cara „que se hizo orinar su vereda“ ( ¡o lo agreden, de hecho, porque tiene árboles en la vereda y la moda es no tenerlos o se los odia!) y luego, para colmo, le echan cloro a un árbol que precisamente la víctima cuidó con cariño, respeto y a sabiendas de cuán importante es la vegetación en el trópico….

Santa Cruz se está volviendo „ciudad calvario„, pero como la cultura es escasa – de forma generalizada -, demasiado pocos se molestan o toman medidas acertadas. Ya que echarles cloro a las veredas o sacar a los árboles de terrenos baldíos o de veredas y parques „para bajar los índices de criminalidad y de gente defecando por doquier“ sencillamente echa a perder las pocas oportunidades que tiene aún Santa Cruz de volverse nuevamente cuidad habitable ( siendo practicamente lo opuesto a lo que se debería hacer ), ni qué hablar de „ciudad turística“.

La situación ecológica y de convivencia se ha tornado insoportable, ya que mientras tanto ni quien paga impuestos por su casa tiene algún tipo de control sobre su vereda, sobre la salud humana y animal que trata de cuidar en su propio jardin, su propia vereda, con árboles en su vereda, con jardines que eviten el calor excesivo y el polvo insalubre, ya que los desubicados de todo tipo pululan y hacen lo que les dé la real gana, ya sea en movilidades caras o a pie, bien o mal vestidos y con billeteras gruesas o con billeteras robadas o sin éstas. Inclusive quien tenga una “plaza” frente a su casa tiene que tolerar que una supuesta „iglesia“ la avasalle en nombre de Dios, con ruido, basura, talando los árboles que había o que un decente vecino puso contra el polvo en invierno y la sequía polvorienta del invierno repleto de bacterias, para utilizar el espacio para estacionar, ya sean taxis o trufis o las movilidades de los „feligreses“ que asisten a tales lugares sin Dios a supuestamente adorarlo a éste ( avasallando al prójimo sistemáticamente y a la creación), mientras el vecino dueño de casa y que paga su impuesto inmobiliario, recojo de basura, alumbrado, barre, riega,  etc. al lado es avasallado por quienes talan, botan basura, hacen ruido, comen, defecan, orinan y estacionan en „su“ plaza – que, de hecho, es considerada „área verde“ con sus respectivas funciones para los vecinos del lugar, no área avasallable para visitantes que aquí se juntan para supuestamente adorar a Dios.

Hay también aquellos vecinos desubicados que odian tanto a los árboles que son capaces de pasarse por encima de la barda de su vecino – que tiene jardin y árboles y sabe por qué razón los tiene – para cortar las flores y ramas y las uvas del jardín de al lado y no tener así que verlas y sentirse agredido por lo verde de la casa de al lado, cortando además todo el follaje de un lado de un árbol en un terreno que no es siquiera el suyo, que tiene dueño que vive allí ( y uno que cuida su vegetación y tiene una noción clara del porqué ) y pudiendo terminar  el mencionado árbol inclinándose hacia un lado por desequilibrarse así. Ni hablemos del estrés que ocasiona este tipo de „convivencia pacífica“ para los vecinos más conscientes y además dueños de casa que cuidan a su casa con sus plantitas, jardines y arbolitos con cariño para descansar en su hogar de precisamente todas estas pesadillas cruceñas en algún lugar.

¿La solución? Obviamente dedicarse al narcotráfico y al negocio iliícito, a los casinos, al contrabando, ya que la clase media profesional honrada y decente dificilmente podría comprarse así nomás una villa con cuidantes, piscina, personal de todo tipo ( piscinero, empleadas, cocinera, etc.) en un condominio con extensos jardines y en el cual no falten los árboles, las áreas verdes limpias, las vistas verdes sin cemento excesivo,  la ( s ) – por ende necesaria ( s ) respectiva ( s ) movilidades, sumándosele a estos gastos los gastos por oficinas en lugares céntricos, aire acondicionado ( tan antiecológico y antieconómico en Santa Cruz como las heces humanas por doquier, la tala de árboles, el excesivo uso del motorizado, el sellado del suelo, etc.) por el calor antinatural de una ciudad inhumana e insalubre ( que sustituye árboles por cemento y heces humanas ) e incurrir además en gastos por concepto de „gastos comunes“ de este tipo de condominios que equivalen nada más ni nada menos que el pago de un alquiler normal, a pesar de ser propietarios. ¿La consecuencia? El trabajo honrado no vale la pena, no rinde y el que manda es el inculto e inescrupuloso con plata o sin ella, quien termina siendo ejemplo e ídolo de tal sociedad en decadencia total en la cual ya no hay valor que valga aparte del egocentrismo desenfrenado que parte de la ignorancia absoluta y total. La clase más culta y/o profesional y gente más decente y „normal“ deja así de existir, deja de salir adelante de forma estable y el lucro sin reparos, sin moral, sin cultura ni formación es lo que forja esta nueva sociedad deshumanizada y, tarde o temprano, inhabitable.

En la ciudad: condomes por doquier, papel higiénico con heces humanas, polvo infectado de bacterias humanas por sellar el suelo por doquier con cemento el municipio y por “pelar” la ciudad todos conjuntamente para eliminar a los árboles que parecen molestar a todos y dejan así de producir la humedad imprescindible para evitar el polvo y el calor insufribles y contraproducentes y de equilibrar el regimen de precipitaciones y la temperatura ambiente.  Van en aumento las enfermedades respiratorias – y cómo no, si todos los santos días aparecen heces humanas, escupo humano y orín humano mientras tanto ya en el Primer Anillo y en cantidades ingentes dignos de un país bien, bien tercermundista, de hecho. El Arenal mientras tanto se asemeja a una hidroeléctrica y no a un “parque”- y que huele, empero, a jaula de leones. El zoológico, encementado y criadero de gérmenes y de bacterias humanas que pululan en el seco y polvoriento cemento alrededor de éste. La calle Charcas, Suárez Arana, urinario y “defecario”  público. Basura humana por doquier. Casas encementadas al máximo por doquier y condominios nuevos que parecen ventas de baldosas y no viviendas para seres vivos; si se pudiese, incluso al cielo en Santa Cruz se le pondría baldosa blanca – sin la más mínima idea de la repercusión de este actuar ignorante en la salud humana y animal, en el clima, la huella ecológica,  la alimentación humana y la tan trillada seguridad alimenticia, el costo de vida, etc.Arboles talados por doquier. Enfermedades cutáneas y respiratorias por doquier y en aumento – ¡y ojo, que aún no llegó la época de chaqueos! Las autoridades no aparecen, al parecer, los chaqueos se siguen “pasando por alto” y se justifica y la tala sigue siendo “negocio” por el cual se paga multa o “derechos” y quien planta árboles y hace jardines en su terreno no es bien visto o incluso agredido y para vender un terreno o lote o “limpiarlo” se tala, SE TALA. Bien, podríamos irnos a vivir a Cochabamba, a La Paz, a la luna o a Marte, pero el hecho de que se nos sugiera aquello en Santa Cruz es precisamente indicio de que el progreso no llegó ni de forma incipiente a Bolivia, ya que cuando se hace y se propone con argumentos centiíficos, respuetuosos de la creación y humanistas, lo que se cosecha es odio, desprecio y, de hecho, más problemas.

Tantísima gente,  gorda, fea, repleta de granos, con cáncer de piel, enfermedaes cutáneas, problemas respiratorios, asma, estresada sin saber porqué …. Porque no se camina, ya que no hay alamedas, no hay sombra, no hay árboles y no hay un aire limpio que permita cuidar su piel adecuadamente respirando oxígeno en vez de polvo sucio y seco que daña la piel. Apenas se puede manejar bicicleta o simplemente „pasear“ porque todo en Santa Cruz es sol  que ocasiona cáncer de piel, en el peor de los casos, o vidrio que destroza las llantas de cualquier bicicleta. ¿La solución? O robos o polvo sucio e incómodo para moverse al aire libre o respirar heces humanas disecadas, pero no hay adónde ir si no es incurriendo en gastos excesivos y en la vivienda, apenas hay solución, a no ser que encerrarse con aire acondicionado y no abrir las ventanas al polvo sucio – o hacer jardines y pelear con todo el vecindario.

U otra vez: irse a un condominio alejado, con aire puro, aire húmedo, sin basura, pero con muchos árboles y poco cemento. ¿Pero llegar allí con un sueldo de clase media baja o alta, incluso como profesional promedio? ¿ Gastando mientras tanto medio sueldo en vigilancia, aire acondicionado, problemas de salud por la falta de higiene en la ciudad, por el calor excesivo, por enfermedades cutáneas por exceso de basura humana y de cemento  y falta de vegetación…? En fin, los pobres con buena voluntad y más conciencia así terminan más pobres, los ricos „malos“ más ricos y más cómodos y saludables y la clase media con conciencia y algo de cultura… que cargue con todo el peso de todo esto y se las busque.

A esto se le suman las tantas estafas – con material de construcción de última, construcciones de última, basura china vendida por doquier, trabajadores con cero ética y profesionalismo, „empresarios“ pícaros, repuestos truchos que no sirven, materiales de construcción que no son más que estafa y basura china, sobreprecios por productos chatarra y sin calidad …  

Santa Cruz de la Sierra se ha vuelto tierra de nadie en el transcurso de la última década – los asaltos en plena vía pública y en pleno centro están al orden del día ( incluidas las agresiones entre vecinos insensibles, hacia animales y árboles, áreas verdes, etc.), todo es cemento como si fuésemos máquinas sobre ruedas y no seres vivos, las áreas verdes y los árboles se sustituyen por baldosas y por basura y bacterias…  

En un intento de “aguantar” y de hacer algo positivo de la situación – insostenible mientras tanto –  surgió la idea de este sitio ( aparte obviamente de la idea de comunicar información a amistades, colegas, etc.) 

GRACIAS / FELICIDADES

condominio-nuevo11032001achic.JPG CONDOMINIO NUEVO POR LA AVENIDA TRINIDAD: Gracias a quienes supieron valorar a los árboles, a la tierra, a la vegetación, les dieron su lugar con visión, sentido común y acorde a lo que se le debe a la ciencia y a la creación.

¡ Gente más inteligente, por fin!

EXTRANJEROS EN BOLIVIA

Per definitionem: Dícesele „extranjero“ o „extranjera“ a un individuo de la especie homo sapiens ( desnudo o vestido, de cualquier edad, estado civil, idisincrasia, situación económica, etc.) que en el momento de su nacimiento nació en algún lugar que ahora o entonces se encuentra fuera de determinado espacio físico denominado „territorio nacional“ del Estado cuyo ciudadano utilizare el término „extranjero“ al encasillar/catalogar/ definir/ describir a otro individuo de su misma especie ( „homo sapiens“). Dícese también de cualquier individuo de la especie homo sapiens bajo las mismas circunstancias ( desnudo, vestido, de edad indiferente, de cualquier sexo, etc.) que fuese detentor de nada más que un pasaporte no originario del país cuyo ciudadano expresare el respectivo adjetivo por la razón que fuere, independientemente del lugar en el cuál pudiese haber nacido el individuo descrito como „extranjero“.

Es decir que es ( a ) muy fácil juzgar acerca de quién es extranjero o no y ( b ) importa un comino cuando dos perros se saludan, oliéndose el rabo y (c) como tema de debate político los árboles son mil millones  de veces más productivos, interesantes y vitales para precisamente los no extranjeros en el lugar. 

Situación actual:

MENONITAS

ALEMANES

JAPONESES

GATOS

hansi2011achic.JPG

PERSONAJES DE SANTA CRUZ

graljosedesanmartin01012011achic.JPG José de San Martín

Ignacio Warnes

Otto Philipp Braun ( alias Otto Felipe Braun )

alexandervonhumboldt24122010achic.JPG  Alexander von Humboldt

ANIMALITOS DE SANTA CRUZ

araguembe19012011achic.JPGarazulguembe19012011achic.JPG

lorovisita25042011achic.JPG Por algo es que a este dulce animalito le gusta el jardín ( y no el cemento ) y aterrizó aquí para hospedarse a la hora del almuerzo. Luego voló porque otros loritos lo llamaron desde lejos.

mantis2011achic.JPG

gatojoverde2011achic.JPG

mapirosa19012011achic.JPG

mapirosados19012011achic.JPG

Kategorien